domingo, 17 de enero de 2016

Cómo tener unas cejas perfectas


Las cejas enmarcan el rostro. Acentúan la expresión de los ojos, por lo que cualquier cambio que hagamos en ellas, ya sea en el grosor o en su forma, hará que dicha expresión cambie.
En este post quiero enseñaros cómo mantenerlas bonitas.


Cómo depilar las cejas.
No te dejes llevar por la moda a la hora de depilarlas, ya que ésta cambia continuamente. ¿No has oído alguna vez quejarse a alguien que siguió modas en que se llevaban súper depiladas y ahora apenas tienen pelo en ellas?.
Mi recomendación es que las depiles respetando siempre su forma natural. Los pelos de las cejas no vuelven a crecer más gruesos. Todo lo contrario: si se arrancan con mucha frecuencia, dejarán de salir.

Para depilar la ceja primero hay que prepararla:
Peina hacia arriba la ceja con un cepillito varias veces. Después péinala alisando las puntas para que recuperen su forma original (como cepillito puedes usar el de algún rímel que se te haya secado y ya no sirva. Sólo tienes que lavarlo bien y listo).

Para saber dónde deben empezar, dónde llegar a su punto más alto y dónde terminar, coge un lápiz y mira este dibujo:


1. Pón el lápiz en sentido vertical, apoya el final del mismo junto al puente de la nariz, tal y como ves en la foto. El otro extremo del lápiz te indicará el punto en el que debe empezar la ceja.
2. Pón ahora el final del lápiz en la aleta de la nariz y colócalo de forma que siga la linea imaginaria que va desde la aleta hasta el iris del ojo. El lugar dónde el lápiz toque la ceja será el punto más elevado de la misma.
3. Último paso: une con el lápiz la linea imaginaria que va desde la aleta de la nariz hasta el final del ojo. Te dirá dónde debe terminar la ceja.

Recuerda que la ceja debe ser más gruesa en el principio e ir disminuyendo en progresión hasta el final de la misma.

Siguiendo estos parámetros vete depilándolas y dándoles forma con unas pinzas. Respeta su forma natural y no te pases depilando, mejor quedarse corta que pasarse.
Fíjate en el arco natural que describe tu ceja en la parte de arriba y copia ese arco en la zona de abajo quitando los pelitos sobrantes (fíjate en el dibujo). Ayúdate con un lápiz blanco.


En la parte de arriba quita sólo los pelitos que sobresalgan y desdibujen la linea natural de tu ceja.

Cómo corregir las cejas.
Si tienes unas cejas poco pobladas, o con zonas donde el vello escasea, no te preocupes, puedes corregirlas.
Para ello necesitarás un lápiz o un pincel de corte biselado para cejas si las vas a corregir con sombras.
Puedes ver este pincel en mi post sobre brochas:
Mis brochas imprescindibles

El color que debes usar será uno o dos tonos mas claro que el de tus cejas. Si tienes el pelo muy moreno evita usar negro, ya que este color endurece las facciones y no queda muy natural. Opta mejor por colores como el marrón o el gris.
Realiza la corrección de la ceja dibujando trazos oblicuos en la dirección del pelo para ir rellenando la ceja de forma que dichos trazos parezcan pelos naturales. A la vez vete dándole forma.
No soy partidaria de perfilar y rellenar completamente la ceja, creo que el resultado queda muy artificial y demasiado recargado. Además, tus facciones se verán muy endurecidas.
Peina de nuevo la ceja y listo.

Si tus cejas se despeinan con facilidad hazte con un gel fijador para cejas y aplica un poquito sobre ellas. En el mercado podrás encontrar una gran variedad de fijadores.
¡Si tienes rímel transparente también sirve!

Espero que os haya resultado útil.



¿Te ha gustado? pues suscríbete aquí y cada vez que publique algo nuevo te llegará por email. ¡Es gratis!


Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Siguenos en Blogger

No hay comentarios:

Publicar un comentario