martes, 26 de enero de 2016

Formas de aplicar tu base fluida y sus distintos acabados


La base fluida de maquillaje se puede aplicar de muchas formas. No sólo es importante utilizar la que mejor se adapte a tu piel, sino también cómo la apliques. Según el utensilio que utilices el resultado cambiará notablemente.

Lo primero de todo es tener claro cómo repartir el producto por el rostro: se empieza poniendo toques de maquillaje en el centro del mismo (puente de la nariz, centro de la frente, barbilla y mejillas) y se va extendiendo hacia fuera.

Voy a explicaros las diferentes herramientas que podemos utilizar para extender la base de maquillaje y sus correspondientes acabados.

Con los dedos.
Se obtiene un resultado cubriente aunque poco uniforme, ya que con los dedos no se extiende en todas las zonas por igual, unas partes quedarán más cargadas que otras. Lo bueno de extenderla con los dedos es que éstos aportan calor, lo que hace que la base se funda mejor con la piel. Personalmente me gusta el acabado que deja, eso sí, extendiendo muy bien el producto.

Con una esponjita.

La esponjita de maquillaje absorbe un montón de producto, por lo que gran cantidad del mismo se queda en ella. El acabado en nuestra piel queda muy ligero y poco cubriente, los granitos e imperfecciones no se tapan bien.

Con la Beauty Blender.

El maquillaje con ella queda muy uniforme, no deja trazos en la piel.  Aunque esta esponja también absorbe bastante producto, el acabado es súper natural y el resultado debo decir que me gusta mucho.

Con la brocha de maquillaje.

Con esta brocha el acabado es muy cubriente, extiende muy bien el producto y de forma muy uniforme. Tapa muy bien los granitos e imperfecciones de la piel, y el resultado es bastante natural. La única pega es que se notan los trazos de la brocha en la piel. Habría que difuminarla un poquito después con los dedos para unificar bien la base.

Con la brocha mofeta.

Con ella el maquillaje queda muy natural. Cubre menos que con la brocha de maquillaje, pero el acabado es muy suave y natural. La base queda muy bien extendida, difuminada. Esta brocha es mi preferida para aplicar el fondo de maquillaje.

Con la brocha de corte plano.

Con ella el maquillaje se extiende muy bien. Se aplica haciendo círculos y el resultado es muy  natural y uniforme, muy parecido al de la brocha mofeta, aunque más cubriente. 

En general, la base queda muy bien con cualquiera de estas brochas. Dependiendo del acabado que busquéis en vuestro maquillaje deberéis utilizar un instrumento u otro porque, como habéis visto, el resultado final será diferente.

Y a vosotras, ¿con cuál os gusta más?



¿Te ha gustado? pues suscríbete aquí y cada vez que publique algo nuevo te llegará por email. ¡Es gratis!


Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Siguenos en Blogger

No hay comentarios:

Publicar un comentario