lunes, 8 de febrero de 2016

Cómo maquillarte para ir a trabajar


Hay que saber maquillarse de la forma apropiada según sea el momento y el lugar. No es lo mismo un maquillaje para salir a cenar con tu pareja, ir de marcha con las amigas, para asistir a una boda o para ir a la oficina.
En el trabajo debemos ofrecer una imagen que transmita seriedad y responsabilidad. Que sea una imagen atractiva pero no excesiva y artificial.
Ante todo, mucha naturalidad. Debemos elegir un maquillaje suave, sencillo, sin muchos brillos ni colores muy fuertes, con el que lograr estar radiantes camuflando las pequeñas imperfecciones y signos de cansancio del rostro.

Piel.
Lo más importante es lucir una piel natural, con un aspecto limpio y sin imperfecciones.
Aplícate un corrector de ojeras en la piel previamente limpia e hidratada.
En el siguiente enlace puedes ver unos consejos sobre como hacerlo de forma correcta:
 Cómo aplicar el corrector de ojeras

Debemos elegir una base de maquillaje ligera, que nos ayude a camuflar las imperfecciones y aporte luminosidad al rostro. Es fundamental elegir un tono similar al de nuestra piel. Huye de los tonos más oscuros, ya que queda muy artificial.

Ojos.
Escoge sombras en tonos suaves como beiges, rosas, cafés... en general los tonos nudes son los más apropiados, ayudan a resaltar la mirada sin grandes artificios ni de forma recargada.
No son adecuados colores muy fuertes y llamativos, o con mucho brillo; pueden dar una imagen de tí errónea.
Paletas de sombras como The blushed Nudes de Maybelline o La palette Nude de L'oreal tienen un montón de tonos apropiados y son muy económicas.
La Palette Nude de L'oreal. 10,50€
The Blushed Nudes de Maybelline 12,95€ ( lo encontraréis por 9€ en Primor)


Si delineas la linea superior de las pestañas, que sea muy finita. Se trata de lograr un resultado muy natural. También queda muy bien dibujándola con sombra oscura ya que el efecto es más suave.
Otra opción es el delineado invisible o tightlining; es perfecto en este tipo de maquillajes.
Puedes ver cómo hacerlo en el siguiente enlace:
 Delineado invisible o tightlining

No te olvides de aplicar rímel en las pestañas. Este es un paso indispensable; incluso si no tienes tiempo para maquillarte los ojos, un toque de rímel en las pestañas hará que parezca que tus ojos están maquillados.

Mejillas.
El colorete nunca puede faltar en tu maquillaje. Un toque muy suave de rubor en tonos rosados o melocotón dará color y lozanía al rostro. No abuses o utilices tonos demasiado fuertes, quedará muy recargado y artificial. 
Te dejo un enlace donde podrás encontrar más información sobre este tema:
 Cómo aplicar el colorete

Labios.
No los maquilles con tonos muy llamativos. Los colores fuertes como el rojo o el morado no son los más adecuados para la jornada laboral. Es mejor optar por tonos nudes suaves como el rosa, el coral, marroncitos claros, beige... que sientan genial y logran aportar el resultado sutil y natural que buscamos.

Estas pautas son generales ya que el look depende en gran medida del tipo de trabajo que tengas, pero ten siempre claro que menos es más.
Con estos consejos acertarás, estarás guapísima y a la vez correcta y causarás una buena impresión a todos los que te rodean.


¿Te ha gustado? pues suscríbete aquí y cada vez que publique algo nuevo te llegará por email. ¡Es gratis!


Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Siguenos en Blogger

No hay comentarios:

Publicar un comentario