lunes, 22 de febrero de 2016

Consigue un maquillaje "nude" o efecto cara lavada


El efecto cara lavada sigue siendo tendencia. Es uno de esos looks que nunca pasan de moda con el que conseguirás un aspecto limpio y fresco en la piel, y a la vez, favorecedor.
Se trata de ir maquillada sin que parezca que lo estés.

La clave de este maquillaje es conseguir una piel luminosa, hidratada y sin imperfecciones.  Para ello, es imprescindible elegir tonos neutros, lo más parecidos al tono de nuestra piel.

Vamos a ver en una serie de pasos cómo lograr este look:

1. El primer paso y el más importante: limpiar, tonifocar e hidratar la piel. 


Debemos preparar nuestra piel e hidratarla antes de aplicar la base de maquillaje en ella.
Limpia la piel con tu limpiadora habitual y aplícate un tónico con un disco de algodón.
Una vez hecho esto, aplícate el contorno de ojos y tu hidratante habitual.

2.  Prebase iluminadora. 


Queremos lograr una piel luminosa, por lo que antes de aplicar la base de maquillaje extenderemos un poquito de prebase iluminadora (también puedes usar iluminador fluido) en puntos estratégicos del rostro donde queremos que se refleje la luz: en los pómulos, el centro de la frente, la barbilla y el puente de la nariz. Utilizad poco producto; en estos casos menos es más.
Os recomiendo los iluminadores fluidos de Nars, con muy poquito producto es suficiente, aportan una luminosidad muy natural a la piel, el efecto es muy natural y tienen unos tonos preciosos.
Otra opción más barata que queda preciosa es la prebase  de Luz Magique de L'oreal.

3. Corrector de ojeras e imperfecciones. 


Es importante utilizar un corrector de ojeras no muy denso, que corrija y a la vez aporte luminosidad al rostro, para una apariencia fresca y descansada.
Puedes ver en el siguiente enlace la forma adecuada de aplicar el corrector para que no quede recargado en la piel:
Cómo aplicar el corrector

Dos correctores de ojeras que me encantan por su buen resultado:
Radiant Creamy Concealer de Nars, cubre la ojera y aporta luminosidad con una cobertura media-alta.
Magic Concealer de Helena Rubinstein, cubre las ojeras e imperfecciones a la vez que descansa e ilumina la mirada.

4. Base de maquillaje.


El maquillaje efecto cara lavada significa estar maquillada sin parecerlo, esto es, que no parezca que llevamos maquillaje en el rostro. Por ello, debemos elegir el tono más parecido a nuestro color de piel. Para dar con él, no es aconsejable probar la base en la zona de la muñeca, sino que es mejor hacerlo en el cuello o en la mandíbula, porque en estas últimas el tono de la piel es idéntica a la del rostro.
Como queremos un resultado natural y que no se aprecie que vamos maquilladas, es importante aplicar la base con una brocha. Con la "mofeta" lograréis un acabado muy suave y cobertura media. Si preferís más cobertura, utilizad una brocha plana de maquillaje, que es adecuada para aplicar la base fluida.

5. Sombras de ojos.

Para los ojos utiliza sombras en tonos neutros y mates, parecidos a los de tu piel o de un tono por debajo y uno por encima del de tu tono de piel. Se trata de embellecer la mirada unificando los tonos, sin que parezca que llevas sombras.

Hazte un delineado invisible (tightlining) con lápiz de ojos negro. Este gesto definirá y potenciará el ojo sin que se note que está maquillado.
Puedes ver cómo hacerlo en el siguiente enlace:
 Cómo hacer un delineado invisible

Aplícate máscara de pestañas, aunque sin recargarlas mucho. Se trata de lograr un maquillaje natural.

6. Colorete.

Es importante no saltarnos este paso. Como buscamos un aspecto fresco, descansado, de lozanía... aplicamos un poquito de rubor en las manzanitas para dar ese toque como de buena cara.

7. Iluminador. 


Aplícate como toque final un poquito de iluminador en el hueso del pómulo, en el arco de cupido, en los lagrimales y bajo el arco de la ceja para dar ese aspecto jugoso y descansado a la piel.
Señalar como iluminador estrella el famosísimo Touche Eclat de YSL. Su resultado es inimitable.
Otro iluminador que queda precioso y deja un aspecto muy jugoso y natural en la piel es el Múltiple Copacabana de Nars.

8. Labios.


Elige barras de labios en tonos nudes: rosas, beiges... tonos naturales. Nunca utilices tonos mates, ni perfilador. Recuerda que buscamos una apariencia de cara lavada.

9. Sella con polvos traslúcidos.
Aplícalos con una brocha a toquecitos suaves por el rostro.


¡Notaréis la diferencia!



¿Te ha gustado? pues suscríbete aquí y cada vez que publique algo nuevo te llegará por email. ¡Es gratis!


Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Siguenos en Blogger

No hay comentarios:

Publicar un comentario