jueves, 10 de marzo de 2016

Errores que debemos evitar cuando nos maquillamos



Con el maquillaje podemos realzar nuestra belleza natural a la vez que disimular y corregir pequeños defectos. Pero a veces, podemos conseguir el efecto contrario y potenciar aquello que queremos ocultar. Vamos a ver los errores más comunes que se cometen para evitar caer en ellos y lograr un maquillaje de experto:

1. Usar una base de maquillaje más oscura o más clara que tu tono de piel.



El resultado queda muy artificial y dará la sensación de que llevas una máscara que no resulta nada estético. Muchas mujeres escogen una base más oscura que su tono de piel para parecer que están bronceadas y esto es un grandísimo error; para que la piel parezca bronceada se debe aplicar una base del mismo tono de la piel y después poner un toque de polvos de sol en varias zonas estratégicas del rostro.

 ¿Cómo dar con el tono más parecido al de nuestra piel?
Primero debemos tener en cuenta el subtono que tenemos de la misma:
-si nuestra piel es amarillenta o cetrina debemos escoger bases doradas o beiges.
-si, en cambio, nuestra piel es rosácea, escogeremos bases que tiren a rosado.

Probaremos la base en la zona del cuello o la mandíbula, ya que son zonas en las que el tono de la piel es idéntico al del rostro. La base ideal debe ser prácticamente igual al tono de la piel.

 2. Aplicar mal el corrector de ojeras.
La piel del contorno de los ojos es muy fina y delicada, y es la zona en la que antes aparecen arruguitas.
Un error muy común es aplicar demasiado producto creyendo que así cubriremos mejor la ojera y nos durará más. Nada más lejos de la realidad, ya que sobrecargar con corrector la zona de la ojera hará que se te marquen más las arruguitas del ojo y que la piel se vea más acartonada.
Además, con el paso de las horas, el producto se te acumulará entre las aruguitas, haciendo que se te vean unas líneas muy antiestéticas bajo los ojos.
Es mejor hacerse con un buen corrector, y poner poquita cantidad, extendiéndolo no sólo por la ojera sino también hacia más abajo, para evitar el efecto "oso panda". La forma correcta de aplicar el antiojeras sería en forma de triángulo invertido.
Puedes verlo en el siguiente enlace:
Cómo aplicar el corrector de ojeras.

Otro error muy común que se comete es escoger un tono demasiado claro. Esto hace que la ojera se vea más violácea y, además, que parezca como si llevaras un antifaz. Debes escoger un tono un poquito más claro que tu base de maquillaje y extenderlo de la forma adecuada para evitar parecer un mapache.

3. Maquillar excesivamente las cejas.
Las cejas hay que maquillarlas, ya que tienen un papel fundamental en la expresión del rostro. Enmarcan nuestra mirada y definen nuestros rasgos. Por eso es importante hacerlo de forma correcta. Maquillarlas con colores inadecuados o en exceso hará que parezcan artificiales y endurecerán la mirada.
Fíjate en cómo cambia la expresión de Angelina al llevar las cejas  excesivamente maquilladas en la primera foto, y de forma más natural en la segunda:



Debemos maquillarlas de forma que parezcan naturales, dándoles forma y rellenando las zonas menos pobladas pero sin sobrecargarlas. Para ello utiliza un pincel para cejas y sombras en el tono adecuado.
Puedes ver cómo en el siguiente enlace:
Cómo tener unas cejas perfectas.

4. Utilizar el eye liner de forma inadecuada. 
El trazo de eye liner se utiliza para dar forma al ojo y potenciarlo. Con él podemos hacer que el ojo se vea más rasgado, más grande, más almendrado... El rabillo del delineado tiene una función muy importante en ello. Debemos dibujarlo siempre de forma ascendente, ya que de lo contrario el ojo parecerá triste y "caído". En las fotos siguientes podréis notar la diferencia:






Para saber el ángulo que debe tener, sigue una linea imaginaria que bordee tus pestañas inferiores hacia el exterior, y donde termine, continúala. Fíjate en el dibujo:


5. Aplicar demasiado Blush en las mejillas.
Un toque de colorete siempre favorece mucho nuestro maquillaje, da sensación de frescura al rostro y proporciona un efecto de buena cara al momento. Pero debemos tener cuidado de no aplicar más cantidad de la cuenta, ya que quedará muy recargado y artificial. Basta con poner un toque suave de color en las manzanitas para realzar el rostro.





6. Perfilar por fuera los labios.
El perfilador no debe salir nunca por fuera del labio. Si tienes los labios finos y quieres que parezcan más voluminosos puedes perfilarlos por el contorno externo de los mismos pero muy muy pegadito al borde. Nunca debemos salirnos por fuera, ya que lograremos un efecto ordinario y nada favorecedor.


Debemos utilizar un perfilador de un color similar al de la barra de labios, huye de perfilarlos con un color más oscuro que la misma. Es una tendencia que está muy pasada de moda y además, no queda nada natural.




¿Te ha gustado? pues suscríbete aquí y cada vez que publique algo nuevo te llegará por email. ¡Es gratis!


Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Siguenos en Blogger

No hay comentarios:

Publicar un comentario