jueves, 21 de abril de 2016

A examen: Colorete Pomegranate, de Sleek


Quiero hablaros de un colorete que me está gustando mucho:
Pomegranate Blush, de Sleek.

Me declaro fan de la marca Sleek, es una marca que ofrece una relación calidad-precio muy buena, tiene muy buenos productos a un precio low-cost.
Tengo varios productos de esta marca y debo decir que por ahora estoy muy contenta con todos ellos. Mi última adquisición ha sido el colorete del que quiero hablaros hoy.

Había oído hablar maravillas de él desde hace ya tiempo, por lo que al final me decidí a probarlo... ¡y me encanta!.


Tiene un color muy bonito, un tono entre ciruela y frambuesa con un acabado satinado  muy favorecedor.


Deja en la piel un toque luminoso de reflejo rosado.


Este colorete tiene una pigmentación muy alta, con lo que hay que aplicarlo con cuidado, poniendo muy poquito y difuminándolo para no parecer la hermana de Heidi. A mí me gusta mucho aplicarlo con la brocha Blush Brush, de Real Techniques, que me permite ir modulando el tono poco a poco.


De todas formas, en caso de que alguna vez os paséis al aplicar este colorete u otro, sólo tenéis que coger una brocha grande (de las de polvos) que esté limpia y pasarla por encima de la zona que os haya quedado recargada para difuminar el producto y suavizar el tono.

Mi recomendación para no pasarnos al aplicar este colorete es que, tras pasar la brocha por la polvera, la paséis por el dorso de la mano un par de veces para suavizar la cantidad de producto de la brocha.

Su duración es muy buena. Dura muchas horas intacto.

Este colorete viene en una cajita de plástico duro con un espejo en su interior. No incluye brochita, pero creo tampoco es necesario, ya que con la alta pigmentación que tiene es mejor utilizar nuestras brochas, las cuales controlaremos más a la hora de aplicarlo.


Su precio: 5,25 euros. Podéis encontrarlo online en Primor, Maquillalia, Beautik...

En resumen: es un producto que me está gustando mucho. Tiene un color muy especial, cuya tonalidad cambia según como le dé la luz, con destellos muy suaves. Proporciona una duración muy buena y si bien cuesta un poco trabajarlo debido a su altísima pigmentación, en cuanto se le coge el punto ya no resulta tan complicado modular el tono. Además, su precio está genial.
¿Qué más se puede pedir?.



¿Te ha gustado? pues suscríbete aquí y cada vez que publique algo nuevo te llegará por email. ¡Es gratis!


Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Siguenos en Blogger

1 comentario:

  1. Precioso súper favorecedor. Desde luego vale cada céntimo de lo que cuesta. Es uno de mis favoritos de la marca, aunque Sleek tiene tonos preciosos. Besos!

    ResponderEliminar